Temporada de Mangos en México 2016 I

El mango es una fruta (exótica en muchas partes del mundo) que moviliza enormes cantidades de dinero y es, sin duda, una incomparable fuente de empleo -por los distintos tipos que genera: desde campo hasta la industria-.

Este año en México el cambio climático y sus constantes fenómenos han ocasionado que haya una gran escasez de este delicioso fruto. La temporada de exportación inicia con las producciones de Chiapas y Oaxaca, que significan un gran volumen a inicios de año respecto a las importaciones que hace Estados Unidos. Sin embargo, la falta de fruta -debido a la perdida de una floración por lluvias el año pasado- ha provocado altos precios de la fruta en árbol que rondan los $17.00 por kilogramo. Además el clima no ha favorecido en los últimos días el desarrollo de lo que se espera cosechar a finales de este mes y principios de abril.

A pesar de todo, en los meses de abril – junio se espera un incremento de más del 300% en la producción de mango en todo el país ya que en estados como Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nayarit y Sinaloa los últimos frentes fríos no afectaron, de manera significativa, la temporada que se avecina. Por lo que se estima que los precios bajen de golpe a partir del 15 de abril.

Hace una semana hice una visita a Escuinapa y Rosario, en Sinaloa, para chequear los volúmenes y calidad que se espera. Pude notar que viene una floración y amarre temprano de Keitt y poco detrás el Kent, sin embargo, el primero (por naturaleza) puede aguantar un poco más en el árbol. Pero los tiempos son muy similares a los Tommys y los Kents de Nayarit, por lo que se espera una sobreproducción, aunado a lo que Oaxaca estará cosechando.

Los Ataulfos que pronto se cosecharán tendrán una mejor calidad que los primeros del año, pero se esperan arribos de fruta tierna en frontera ante el fervor del corte temprano y aprovechar los últimos precios altos y el tipo de cambio volátil -en México-.

@ale_paramo

Tradiciones: «Lavada de la Ropa»

Oaxaca es un estado característico del resto del país por su enorme riqueza cultural. Tradiciones y costumbres milenarias que rompen el hilo de lo común, despertando el asombro de quienes nos visitan.

San Pedro Tapanatepec, está ubicado en la frontera de Chiapas y Oaxaca. Un municipio único, cuyos rasgos e idiosincrasia se diferencian del resto del Istmo de Tehuantepec, pues al ser frontera de estado se crea una mezcla de definiciones que hacen distinto al Tapanero y fácilmente se puede confundir por su hablar, vestir o comportarse, como «Chiapaneco» o «Oaxaqueño», al final quizás no somos ni uno ni otro.

Un pueblo de gran riqueza agrícola, gracias a la producción, maquila, comercialización nacional e internacional del Mango, rinde cada año fiestas al Santo Patrón San Pedro Apóstol y para comenzar las festividades, como en todo, se tiene que limpiar la casa.

La Lavada de la Ropa es la tradición de llevar los vestidos, sotanas, trajes, mantas, olanes y demás que el Santo y la Iglesia ocupen durante el año, al río Novillero para ser lavados por todos los fieles. Es una festividad de mucho significado, pues aunque aparentemente sólo se lava la ropa y se le quita la suciedad, el objetivo último es limpiar el alma de los habitantes de la población, permitiendo así el inicio de un nuevo ciclo.

Sin más preámbulo, les dejo este video -una disculpa por la calidad- esperando sea de gran agrado, pues para mi es un placer compartir las tradiciones de mi Pueblo.

 

@ale_paramo